¿Quiénes somos?

HORNO CONEJO:

La panadería conejo es en obrador muy antiguo q ya lleva más de cien años haciendo el producto que nos demanda nuestra clientela.

La panadería es un centro que crea un vecino de Morata llamado paco “el negro” donde Tomas el abuelo empieza a trabajar alrededor de 1920. Con el tiempo después de la guerra civil compra el obrador y la casa, hay comienza el tiempo de la familia “CONEJO”. Pero es Tomas hijo el que lleva a la panadería conejo (también conocida como “EL SOL SALE PARA TODOS”) a ser conocida en toda la comarca por su buen pan, y ya más tarde, en 1997, entra la cuarta generación q regenta el obrador con la intención de dar a conocer todos los productos artesanos del obrador un poquito más que en las generaciones anteriores.

Los comienzos

Tahonas JavelPan S.L. es el último eslabón de una larga cadena en el mundo de la panadería,  que comienza en 1910 en manos de una familia adinerada de Morata de Tajuña que lo tiene como negocio, pero no como trabajo. La tahona soporta bien la guerra civil española, haciendo el pan para las tropas que dominan la zona, empezando a ser conocida en esta comarca.

Cambio de familia

En 1943 el dueño de esta tahona, el señor Paco “ el negro”, tiene la necesidad de venderla para trasladarse a Madrid y se la ofrece a un trabajador que llevaba  mucho tiempo trabajando allí, desde antes de la guerra. Es traspasada por 75.000 Ptas. a la familia de Tomas “el conejo”.

Cuarta generación

Son años duros para el pueblo por las diferencias políticas entre la gente del lugar y Tomas aficionado a escribir poemas y un hombre comprometido con los demás.

Utiliza el nombre de la panadería como reivindicación social e igualdad de todos y pasa a denominarse “Panadería el sol sale para todos”, llegando hasta nuestros días como una máxima y la filosofía de esta casa como demuestra la inscripción de la fachada.  

Los comienzos

Unos años de lucha hacen que la tahona vaya creciendo en nombre y empieza a ser conocida en el pueblo como “La panadería de Conejo”.

Tomas Elena Santander regenta la Tahona hasta los años 60, época en que su hijo Tomas se hace cargo de ella. La tahona tiene entonces un auge rápido en calidad y prestigio.

Después de un intento fallido de formar una cooperativa con los demás panaderos del pueblo, Tomas emprende un duro camino , ayudado solo por su familia y consigue en pocos años que el nombre del “pan de Conejo” sea conocido por toda la comarca como un producto de buena calidad y elaborado con gran artesanía. El nombre se extiende y gentes de todos los pueblos de alrededor reconocen la calidad del pan.

Así de esta manera llegamos a 1997, año en que Tomas hijo se jubila y comienza la cuarta etapa de la panadería, siendo la hija de Tomas , Gema y Raul el yerno , los que continuan con el esfuerzo de su padre y de su abuelo y pasa a ser denominada Tahonas JavelPan.

 

Con una nueva visión mas moderna y adecuada a esta época comienza a estructurarse y extenderse para dar servicio a otros pueblos vecinos, siempre con el mismo sentimiento por el pan artesano de siempre, llegando a tener en la actualidad 20 empleados, de joven edad que garantizan este buen pan durante mucho tiempo el Pan de Conejo.

En 2021 abrimos nuestra segunda tienda en el pueblo cercano de Villaconejos, teniendo gran aceptación y cariño de los lugareños.

 

En este tiempo también se ha desarrollado una parte importante de la empresa , que ha sido la bollería y una pequeña pincelada de pastelería, que ha dado un nuevo empujón y otra dimensión a la pequeña panadería que empezaron “Tomas y Felisa” ya hace mucho tiempo. Y como bandera de esta nueva sección están las famosas “PALMERITAS DE CHOCOLATE”.

 

Nuestro espacio de trabajo y equipo